Saltar al contenido
Santos más Importantes para la Iglesia Católica

San Bernabé, Apóstol

Header San Bernabé

El verdadero nombre de este santo era José, pero los apóstoles se lo cambiaron por el de José que significa “el esforzado” o “el que anima y entusiasma”. Pese a no encontrarse entre los doce elegidos por Jesucristo, se le considera apóstol por los primeros padres de la Iglesia, debido a la especial misión que le encomendó el Espíritu Santo y a su tarea apostólica.

¿Quién es el santo que pudo morir apedreado?

Bernabé fue un judío perteneciente a la tribu de Levi, que nació en Chipre. Es mencionado en las Sagradas Escrituras, en el cuarto capítulo de los Hechos de los apóstoles, en el que se alude a  la venta de sus propiedades. Este no fue el único santo que nació en Grecia, también nació en esta zona San Marcos Evangelista.

Elegido para llevar el Evangelio hasta Antioquía, instruyó y guio a los neófitos. En tan importante misión contó con San Pablo como cooperante. Ambos predicadores obtuvieron gran éxito y Antioquía se convirtió en centro de evangelización al punto que fue allí donde se dio por primera vez a los seguidores de Cristo la denominación de cristianos.

Tiempo después fueron depositarios de otra misión y partieron para cumplirla en compañía de Juan Marcos. En principio se trasladaron a Seleucia y posteriormente a Salamina, en Chipre.

Más tarde llegaron a Pafos, lugar en el que convirtieron al procónsul romano Sergio Paulo, navegando hasta Perga en Pamfilia, donde Juan Marcos los dejó solos. En Licaonia, en Iconium, a punto estuvieron de morir apedreados.

En Listra fueron confundidos con dioses por los habitantes paganos, debido a la que San Pablo curó milagrosamente a un paralítico. De vuelta a Antioquía, pasaron por todas las ciudades  visitadas, confirmando y ordenando presbíteros.

Fue entonces cuando se empezaron a notar las desavenencias surgidas ente San Pablo y San Bernabé, que decidieron separarse. Este último partió rumbo a Chipre, acompañado nuevamente por Juan Marcos, visitando las Iglesias que se habían fundado.

En torno al año 60 o 61, San Bernabé ya había muerto, probablemente apedreado en Salamina. Distintas  versiones lo sitúan como predicador en Alejandría y en Roma, aparte de como Pimer Obispo de Milán.

San Bernabé 1

“Un hombre bueno, lleno de fe y de Espíritu Santo”

Con tales elogios describe la Biblia al santo que nos ocupa, unas características que no son fáciles de encontrar en otros personajes. Muy popular en la primitiva Iglesia por haber vendido las fincas que poseía y dar el dinero obtenido a los apóstoles para su distribución entre los pobres, no fue este su único mérito.

De hecho, otro de los que se le atribuyen es el descubrimiento del gran valor que habitaba en aquel recién convertido llamado Saulo que luego habría de ser conocido como  San Pablo.

La llegada de Saulo a Jerusalén no estuvo exenta de polémica, pues los cristianos sospechaban de su persona y se alejaban de él. Una vez Bernabé comprobó tal comportamiento, no dudó en tomar su mano y presentarlo a los apóstoles, recomendando su aceptación. No en vano, sería él quien lo encaminara tiempo después a emprender sus primeras labores apostólicas, de extraordinarias dimensiones.

Ocurrió que cuando Saulo hubo de huir de Jerusalén por la sencilla  razón de que los judíos tramaban su asesinato, se trasladó a la ciudad de Tarso en la que se quedó por un período. De modo paralelo,  en Antioquía estaba sucediendo algo muy particular.

En un principio, los discípulos de Jesús predicaban únicamente el Evangelio a los israelitas, cuando de pronto ciertas voces comenzaron a enseñar las doctrinas cristianas a los paganos afincados en Antioquía. Para sorpresa de propios y extraños, aquellas gentes respondieron mucho mejor de lo previsto y se convirtieron por centenares.

Sabedores de esta noticia, los apóstoles enviaron a Bernabé desde Jerusalén con la intención de que fuera portador de noticias. Encantado con el fervor de aquellos nuevos fieles, el santo permaneció una temporada con ellos, animándolos en su fe y culminando su instrucción.

En su cabeza empezó a cobrar forma la feliz idea de partir hacia Tarso, invitando a Saulo a que se le uniera en el citado apostolado en Antioquía, decisión que fue aceptada por su agradecido amigo con gusto.

Así  comenzó el recorrido en el obtuvieron cuantiosos triunfos al que ya hemos hecho mención, hasta el momento en que sus caminos se separaron, no sin antes haber saboreado en conjunto las mieles de una labor evangelizadora como pocas.

San Bernabé 2

Cómo pedirle al santo cuya festividad se celebra el 11 de junio

El 11 de junio de cada año se celebra el día de San Bernabé, a quien fueron sin duda su enorme fortaleza y su condición de “hombre lleno de fe”, las virtudes que le  condujeron a predicar en Antioquía.

Este santo suele representarse en icono bizantino con túnica y portando unos pergaminos que contienen los escritos de quien pudo ser autor de el “Evangelio de San Bernabé”, un Evangelio apócrifo al que se hace referencia en ciertos textos de la Iglesia primitiva y  que no debe confundirse con otro texto, denominado Evangelio de Bartolomé, de finales del siglo XVI o principios del XVII.

Oración a San Bernabé Apóstol

“Oh, San Bernabé, Apóstol, vos sois

el hijo del Dios del la vida, aquél

que honor hizo, al significado de

vuestro nombre: “el que anima y

entusiasma”, y el de “el esforzado”.

Vuestra vida entregasteis unida a
la de San Pablo Apóstol; con quien
incesantemente trabajasteis, con
valor y con audacia las Escrituras
Santas expandiendo. Dicen de vos:
“Bernabé era un hombre bueno,
lleno de fe y del Espíritu Santo”,
y esa llenura y fe, os permitió obrar
bajo Aquél poder y fe, por los valles
y cañadas, los mares y los montes,
de noche y de día, con hambre y
sed, injuriado y perseguido, de muerte
amenazado, pero siempre con la fe
puesta en Aquél, en quien todo lo
podíais y vos lo podéis certificar,
porque hoy, gozáis de las alegrías
plenas del cielo, luciendo corona
de luz, por vuestros méritos y fe;
Oh, San Bernabé, santo Apóstol.

Amén”

Rezarle a un santo en momentos difíciles es más común de lo que pensamos, y por eso te contamos el porqué son santos y porqué tienen esas capacidades aquí.

Vídeo con oración para ser alegres a San Bernabé:

Fuentes y referencias: 

Ver Todos los Santos

San Bernabé, Apóstol
4.3 (86.67%) 6 vote[s]