San Chárbel, Patrono de los que sufren en cuerpo y alma

San Chárbel, Patrono de los que sufren en cuerpo y alma

Sobre San Chárbel existe la costumbre de anotar en un listón la petición que se tenga, el cual debe amarrarse a su cuello, brazos o pies. Cuando la petición sea cumplida, como agradecimiento se le ha de llevar un listón blanco.

Considerado el Santo Patrono de los que sufren en cuerpo y alma, la devoción por él no conoce límites. Venerado con mucha fuerza  en el Líbano, país del que es oriundo, también en Méjico son innumerables las muestras de fervor hacia su figura.

Quién es San Chárbel

Su nombre es Chárbel Makhlouf, religioso y asceta libanés que perteneció al rito maronita, siendo el primer santo oriental  canonizado desde el siglo XIII. San Chábel nació en zona fronteriza entre Asia y Europa, como también les sucedió a San Cirpriano, San Judas Tadeo, del que puedes leer más, y San Pancracio, el que puedes visitar en https://todoslossantos.online/san-pancracio/.

Nacido el 8 de mayo de 1828 en Beqaa-Kafra, el lugar poblado más alto del Líbano, creció con el ejemplo de dos de sus tíos, que eran ermitaños. A los 23 años dejó en secreto a su familia para ingresar en el monasterio de Nuestra Señora de Mayfuq, tomando el nombre de Chárbel, un mártir sirio.

En 1853 hizo los votos solemnes y en 1859 fue ordenado sacerdote por Mons. José al Marid, siendo Paulo I Pedro Masad quien ostentara el patriarcado. En el monasterio de San Marón de Annaya, a 1067 metros sobre el nivel del mar, fijó su residencia.

Durante 15 años vivió en esa comunidad, siguiendo una trayectoria intachable dedicada a la oración, a la lectura espiritual y al apostolado., hasta que sintió el llamado a la vida ermitaña. El 13 de febrero de 1875 recibió el anhelado permiso para ponerla en práctica.

Desde ese preciso momento y hasta su fallecimiento en 1898 dedicó su vida a la oración (rezando 7 veces al día la Liturgia de las Horas), a la penitencia, al trabajo manual y a la ascesis. Permanecía en silencio y comía una sola vez al día.

A menudo su oración se veía perturbada por la enorme cantidad de visitantes que llegaban desde distintos lugares, irremediablemente atraídos por su reputación de santidad, en busca de consejo, la promesa de oración e incluso algún milagro.

En 1965 fue beatificado por el Papa Pablo VI, durante el acto de clausura del Concilio Vaticano II. Su canonización se produjo el 9 de octubre de 1977 en el transcurso del Sínodo Mundial de Obispos.

Como ya hemos apuntado, su devoción se ha extendido por toda su nación natal, El Líbano, pero también ha llegado a América y sobre todo a Méjico, donde sus fieles se cuentan por millones.

San Chárbel 1

¿Por qué fue santificado?

En primer lugar, por llevar una vida ejemplar caracterizada por la sencillez y humildad, similar a  la de Jesucristo.

En segundo lugar, por realizar una serie de prodigios que lo han hecho célebre y popular tras su muerte:

  • Su tumba fue rodeada de inmediato por un extraordinario brillo que no cesó hasta 45 días después
  • Su cuerpo se mantuvo  incorrupto y su temperatura era la de una persona viva hasta 1965, afirmándose que en ocasiones llegaba a sudar sangre. A día de hoy, solo se conservan sus huesos, que son de color rojo
  • Por ser un servicial intermediario ante Dios, implorando por aquellos que sufren en cuerpo y alma

Conoce la costumbre de los listones de colores

Ya hemos mencionado que la forma de cómo pedirle a San Chárbel es bastante peculiar. A él hay que escribirle la petición en un listón que puede ser de cualquier color salvo negro o blanco. Así, no se olvidará de interceder ante Dios por nuestra necesidad.

Tal costumbre se convirtió en piedad popular en el centro histórico de la ciudad de Méjico y más concretamente en la Catedral Manorita. Fue puesta en práctica por primera vez por una fiel preocupaba por una enfermedad que no sanaba.

La mujer pasó a orar para pedir la misericordia de Dios, vio la imagen del santo y solicitó su ayuda. No obstante, era tanta su angustia que decidió dejarle su petición por escrito para que no la olvidara.

Al no encontrar papel la anotó en un listón que acababa de comprar en una mercería de las muchas que se encuentran en esa zona. Pasado el tiempo, la mujer agradecida por haber sanado, le dejó otro listón en señal de gratitud.

Esta tradición ha trascendido las fronteras mejicanas y es frecuente ver en otros países imágenes del santo manorita con llamativos listones rodeando su cuello, brazos y pies. Sin embargo, no es conveniente perder el foco y la Iglesia Católica hace un llamamiento a la reflexión en este sentido.

De hecho, la Iglesia no reconoce ninguna cualidad especial a los listones y aconseja que todo acto de esta naturaleza sea llevado a cabo libre de cualquier pensamiento supersticioso o mágico.

Es conveniente no perder de vista que los santos alcanzan tal status debido al esfuerzo realizado por llevar una vida santa alumbrada por la Palabra de Dios. Los milagros y favores son concedidos por Dios en relación a la magnitud de nuestra fe y a lo ferviente de la oración con la que se lo pedimos. Conoce en qué existe la santificación haciendo click aquí.

Cómo pedirle al santo manorita

Si te estás preguntando cuándo se celebra San Chárbel, su fiesta es el 24 de diciembre. A día de hoy, la oración a este santo se considera muy poderosa, pues se dice que a través de ella han sido muchas las personas que han sanado. Por si esto fuera poco, también existen otras oraciones, como por ejemplo la oración al santo de los listones de colores para quedar embarazada.

No en vano, este santo es capaz de llevar a cabo actuaciones sobrenaturales a través de sus oraciones milagrosas y de la realización de la novena al patrono de los que sufren en cuerpo y alma.

San Chárbel 2

Oración a San Chárbel para peticiones urgentes, difíciles y desesperadas

“Bendito san Chárbel,

santo de todos y para todos;

mártir de la vida religiosa

que colmas a los hombres con tus bendiciones,

alma elegida que sentiste la llamada del Señor

y llevaste una vida ejemplar de monje y ermitaño,

entregado a la oración, al ayuno y a la penitencia. 


Adorador de Jesucristo en la Sagrada Eucaristía

y por siempre devoto de María Santísima,

tú que alimentaste tu corazón y el de los demás

con las santas Palabras

y fuiste ejemplo de humildad, fe y paciencia,

de piedad y sacrificio,

tanto para tus compañeros como para los hombres,  

ayúdame a ser digno de las gracias de Dios,

y merecer, así, tu asistencia y protección.” 

Vídeo sobre oración a San Chárbel:

Fuentes y referencias:

[enlaceofuscadosantos]