Saltar al contenido
Santos más Importantes para la Iglesia Católica

San Cono: invócalo para ganar la lotería

Header San Cono

Un santo con  merecida fama fruto de los muchos milagros que año tras año hace y que los incondicionales del juego  le reconocen y agradecen efusivamente. Todos los 3 de junio, fecha en la que se celebra San Cono, se reúnen ante su altar para demostrarlo.

Aclamado por hacer ganar la lotería a los que a él se encomiendan, son muchas las personas que creen en sus dones, no solo para resultar favorecidos por los juegos de azar, sino también para solucionar  sus problemas de salud y amor, siendo su capilla de Uruguay el principal punto neurálgico para enaltecer su obra.

¿Quién  es “el santo perfecto”?

Cono nació el 3 de junio de 1854 en un pequeño pueblo de la provincia italiana de Salerno, llamado Teggiano. Sus padres, los Indelli, no habían podido ver cumplido su deseo de tener descendencia. Consigna la leyenda que una noche ambos esposos compartieron en mismo sueño. San Cono era italiano, como también lo eran San Alejo y San Anselmo Canterbury, conócelo en https://todoslossantos.online/san-anselmo-canterbury/.

Del seno de la esposa, llamada Igniva, brotaban llamaradas. Pese a la avanzada edad de la mujer, un sacerdote le anticipó que tal visión tenía que ver con el hecho de que iba a traer un hijo al mundo, un “ser perfecto” en referencia a lo que significa San Cono, que habría de glorificar a su pueblo.

La casa contaba con  opulencia económica pero esta circunstancia no apartaba a sus miembros de una profunda religiosidad en la que el niño sintió desde muy pequeño su vocación de santidad.

Era aún muy corta su edad cuando manifestó su intención de solicitar su ingreso en el monasterio benedictino de San Nicolás, Como quiera que el Superior estaba al tanto de los desvelos de sus progenitores por aquel hijo tardío, no lo aceptó.

La impaciencia de Cono por retirarse a un monasterio no conocía límites, razón por la que se presentó en el de una alejada ciudad de incógnito, refugiándose en el monasterio de Santa María de Cadossa, hasta donde los padres le siguieron para reintegrarlo a su hogar.

Asustado por la posibilidad de tener que cejar en su empeño, el joven fue a esconderse en ¡en el horno de pan del convento! Habida cuenta de que en ese mismo momento estaba funcionando, puede calificarse de verdadero milagro el hecho de que saliera del mismo sin sufrir daño alguno.

Una vez sus padres comprobaron lo ocurrido, hubieron de resignarse y aceptar que su único hijo se convirtiera en siervo de Dios, labor en la  que el benedictino fray Cono destacó por llevar a cabo las faenas más humildes como cocinar, barrer y atender la huerta con la mayor de las felicidades, no cesando de orar.

San Cono 1

Milagros de un santo a quien no afectaba el fuego

La historia cuenta que a partir de que Cono ingresó  en el mencionado convento fueron varios más  los milagros que se le atribuyen.

El primero tuvo lugar la misma noche del 3 de junio de 1872, día en el que cumplía los 18 años de edad. Mientras estaba cenando con sus compañeros, oyó una voz que lo estaba llamando. Horas después la muerte condujo su espíritu hacia a su amado Dios y pudo comprobarse un nuevo milagro.

Cuando sus padres quisieron darle cristiana sepultura, se generó un desacuerdo entre los habitantes de Diano, que deseaban conservarlo en su capilla y los Benedictinos, que pretendían tenerlo en la capilla del convento.

Ante la imposibilidad de alcanzar un consenso al respecto, dejaron que fueran los bueyes encargados de transportar en  carreta su cuerpo los que tomaran la decisión final. Los animales acercaron la carreta hacia la plaza de Diano y de allí no se movieron más. En ese lugar fue levantada una estatua de bronce del santo y los restos fueron depositados en la capilla de dicha ciudad.

El segundo  milagro se constató durante un temible terremoto que acabó con la mayoría de las viviendas y de los habitantes de Diano, siendo la capilla con los restos de Cono el único edificio que se libró del derrumbe.

El tercer milagro vuelve a tener como protagonista a la capilla con los restos del santo que nuevamente fue el único edificio que salió indemne, esta vez de una invasión de guerreros que destrozó la ciudad. Por si esto fuera poco, las campanas doblaron por sí mismas con la intención de atraer paz al desolado lugar.

Su temprana muerte hizo que fuera su mismo pueblo quien primero lo reconociera como santo y como curiosidad, apuntar que  ya en 1333, aparecía en la Iglesia de la Anunciata una campana con la inscripción “San Cono”.

No obstante, una vez canonizado por el Papa Pío IX en 1871, los emigrantes teggianenses promovieron su culto en diversas regiones del mundo. Hoy es un santo muy venerado, aparte de en Teggiano y en Florida, en Nueva Orleans, en Argentina y en Australia.

Breve síntesis de su devoción

La colectividad italiana de Florida encomendó en 1882 al Sr. Blas Alcoy que fuera a Teggiano y trajera una reproducción de la imagen de San Cono, comenzando en 1883 la construcción de la capilla en su honor.

Cada 3 de junio, día en que se celebra la Fiesta del Santo, en un contexto religioso-popular, el Templo de Florida  y sus aledaños se convierten en una auténtica romería.

Multitud de peregrinos llegan, procedentes de todos los rincones de Florida, incluso del exterior. La Fiesta se prepara con un novenario para invocar la ayuda del santo en el que participa un grupo nutrido de fieles. Una Comisión que desciende de los primeros inmigrantes italianos cuida con celo la imagen y la Capilla.

San Cono 2

Cómo pedirle al santo de los juegos de azar

El dinero es necesario para todas las personas. Con independencia de que sea el fruto del trabajo, también los juegos y la suerte pueden atraerlo. Las peticiones a San Cono para que la fortuna les favorezca son una constante que los fieles viven con la máxima ilusión.

Oración a San Cono para ganar la lotería

“San Cono, eres un santo muy poderoso,

vengo a ti con mucha humildad,

a pedirte con fervor,

escucha mis plegarias,

protege a mi familia, que no le falte nada,

dame fuerza y fortaleza para trabajar.

San Cono, tengo muchos problemas económicos

que debo saldar,

el dinero no me alcanza.

Una parte lo voy a jugar,

la buena suerte me acompañará y

mis números saldrán premiados,

me dará buenos premios la lotería

y así podré pagar.

San Cono, aleje todo mal que se acerque a mí,

aleje toda mala vibración,

aleje todo lo negativo,

aleje toda la mala sombra,

aleje el infortunio, el enemigo y/o envidiosos que se acerque.

San Cono te pido con esta oración

llegue a mí todo lo positivo,

llegue la buena vibración,

llegue la buena suerte y se quede,

llegue dinero suficiente

para solucionar todos los problemas,

llegue la riqueza y prosperidad.

San Cono, necesito que no me abandones

en esta racha de suerte,

si no es por usted, dejo de ganar,

usted me indico el número,

ese fue el que salió,

le aposté fuerte, mejoré lo ganado y

ya tengo lo suficiente

para quedar bien con la gente,

pagaré hasta el último centavo

y a ti, San Cono, con flores te voy a alumbrar,

mandaré un ramo de flores para tu altar.

 Amén.”

Vuelve a la página principal para saber todos los detalles sobre porqué se reza a los santos.

Vídeo con oración a San Cono para pedir suerte en el trabajo y el dinero:

Fuentes y referencias:

Ver Todos los Santos