Saltar al contenido
Santos más Importantes para la Iglesia Católica

San Judas Tadeo: vida y milagros del “abogado de las causas difíciles y desesperadas”

Header San Judas Tadeo

Indudablemente  para saber cómo pedirle algo a San Judas Tadeo es importante conocer antes algunos datos sobre sobre la vida del que se ha convertido en uno de los Apóstoles más queridos de la Biblia.

No en vano, el rezo a sus oraciones al amor, a los casos desesperados y al trabajo, sirve de consuelo a su cada día más creciente número de fieles. Un Hombre digno, justo y amable sobre el que se han vertido ríos de tinta.

San Judas Tadeo no es el único santo al que se le pide en situaciones de desesperación, hay muchos otros. Si quieres saber porqué se le reza a estas figuras de la iglesia puedes tener más información.

Quién fue San Judas Tadeo

Muchas son las personas que le rezan pero realmente pocas saben quién es Judas Tadeo. Quizás te sorprenda el hecho  de que el que traemos entre manos fue uno de los discípulos de Jesús de Nazaret que en el Evangelio era denominado  hermano de Jesús, simplemente Tadeo o bien Judas de Santiago. Este nació en la zona fronteriza entre Asia y Europa. La misma situación de San Chárbel, del que puedes saber todo en https://todoslossantos.online/san-charbel/, San Cipriano, del que puedes leer más, y San Pancracio.

Por si todos estos nombres fueran pocos, San Jerónimo de Estridón lo llamó “El Trinomio”,  o sea, “con tres nombres”. Recuerda que el nombre de Judas significa “alabanzas sean dadas a Dios” y que también es apodado “San Juditas Tadeo”.

Este santo se relacionaba con Jesucristo debido a su parentesco con San Joaquín y Santa Ana, padres de la Virgen María. Su padre se llamó Cleofás y su madre María, tocaya y pariente próxima de la madre de Jesús. Así, era sobrino nieto de José y María y, por tanto, primo de Jesucristo. Uno de sus hermanos era Santiago el Menor.

Compañero de Jesús durante su adolescencia y juventud, cuando este último comenzó su vida pública, Tadeo, a quien se le comenzó a llamar de ese modo para diferenciarlo de Judas Iscariote, lo dejó todo para seguirle.

Como curiosidad, queremos apuntar que una vez que Jesucristo, tras la última cena, prometió que se manifestaría a quienes le escuchasen, Judas de Santiago le preguntó que por qué no se manifestada a todos, en señal de la gran sensibilidad que caracterizaba a este santo. Cristo le contestó que tanto su Padre como Él visitarían a todos aquellos que le amasen. “Vendremos a él y haremos en él nuestra morada”. (Juan, 14, 22-23).

San Judas Tadeo 1

Cómo fue la obra de  “El Trinomio”

Paciente y reservado agrónomo, que habría nacido en Caná de Galilea, dejó su trabajo para ingresar a la legión de discípulos del Mesías, convirtiéndose no solo en uno de los Apóstoles del Maestro sino en el más grande y fervoroso predicador de su doctrina.

Las regiones de Galilea, Judea, Egipto, Asia, Eúfrates, Tigris, Samaria, Libia, Edesa y Babilonia, fueron algunas de las privilegiadas zonas hasta las que Tadeo llevó el mensaje mesiánico, que también terminó en los confines de Persia y Siria.

La propagación de dicho mensaje no fue lo que podría calificarse como pacífica, pues a su paso por los mencionados lugares sufrió crueles persecuciones. Sin embargo, en ningún momento tales presiones consiguieron hacerle cejar en su empeño. Es más, sus prodigios se multiplicaron y, merced a sus virtudes, las personas se transformaban al cristianismo por cientos, entre ellos el Rey Abab de Babilonia.

Acompañado por su hermano Simón, transitó por innumerables caminos, llegando a Persia, lugar caracterizado por atentar ferozmente contra los valores morales y cristianos. Innegable es su mérito de convertir a los cien mil habitantes de tan hostil territorio, predicando y corrigiendo sus vicios y errores, bautizándolos, confirmándolos y casándolos.

Sus actos provocaron que los desairados idólatras, frustrados por haber perdido su credibilidad, les adelantaran en su peregrinaje hasta la siguiente ciudad, Suamir, en la que intoxicaron los oídos del pueblo con falsas noticias sobre la próxima llegada de dos extranjeros que habrían de ser condenados a muerte, por cuanto estaban erradicando el culto a los dioses.

Cuando ambos Apóstoles llegaron, fueron recibidos con gritos adversos, apresados y maltratados sin misericordia, conduciéndoles al templo destinado a la adoración  al Sol y la Luna. Abandonados en el santuario y encadenados hasta el amanecer del siguiente día, en el que fueron sentenciados a muerte, Simón habría perdido la vida a golpes de mazo en la cabeza o cortado en dos con un serrucho.

Parece ser que, mientras fueron torturados, Tadeo logró mirar a los ojos de Simón diciéndole “hermano, veo a nuestro señor Jesucristo que nos llama”, lo que provocó otra oleada de golpes sobre los ya ensangrentados cuerpos de los Apóstoles.

En cuanto a cómo murió San Judas Tadeo, la respuesta es que fue decapitado con un hacha, razón por la que su imagen se representa a veces con una de estas herramientas en la mano.

Qué milagros hace el patrono de las causas imposibles

Tadeo se conoce también como el “patrono de las causas imposibles”, por cuanto la mística Santa Brígida escribió que Jesús le recomendó un día que siempre que deseara la obtención de determinados favores, los solicitara  a través del santo que nos ocupa. Por tal motivo comparte tal patronazgo con Santa Rita de Casia.

Su fama de milagroso le precede, hasta el  punto de haberlo colocado en la cima de la popularidad del santoral, celebrándose el día de San Judas Tadeo el 28 de octubre. Su entrega en vida le avala como condescendiente y amoroso con todos los que le suplicaron la concesión de un milagro.

Apodado por el propio Jesús como “El Sanador”, al reconocerle su carácter compasivo, cariñoso y siempre dispuesto a manejar las causas imposibles o perdidas, desde entonces se le ora y se le hacen ofrendas.

Sus milagros de sanación de personas muy enfermas o desahuciadas han dado la vuelta al mundo. También ha sido protagonista en aquellos accidentes en los que se ha dado a alguien por desaparecido.

En concreto, su  intercesión ha quedado constatada en diversos episodios médicos milagrosos cuya resolución ha dejado atónitos a los equipos médicos que en los mismos intervinieron, no encontrando explicación científica alguna a sus bondades.

Asimismo, el amor constituye el motor y la calma para muchas personas que viven con el objetivo  de querer a los demás. San Judas es un excepcional mediador a la hora de establecer un enlace divino entre dos seres e incluso más. Se puede acudir a él tanto para recuperar el amor perdido en la familia, en la pareja o para conocer por fin a  esa persona tan deseada y conveniente.

Aunque parece que a este santo no se le atribuye la importancia que debiera en los casos amorosos, son muchos los milagros realizados por él en nombre del corazón.

San Judas Tadeo 2

Cómo rezar a San Juditas

La manera correcta de pedirle aquello que se anhela a este santo es a través de la oración.  La de los casos difíciles y desesperados podrá ayudarte y guiarte en tus momentos más complicados y   surge a partir de la anteriormente referenciada revelación a Santa Brígida.

Oración a San Judas Tadeo para casos difíciles y desesperados (oración católica)

“San Judas Tadeo, apóstol y patrono de los casos difíciles y desesperados,

Tu luz brilla y resplandece en el altar,

Tu presencia magnifica y espiritual,

Llegas a los corazones más afligidos y les das la tranquilidad,

No niegas a tus devotos un favor ni una petición,

Tus odios santos oyen nuestro clamor.

 

Ruego por tu presencia en este momento,

Hoy me siento desesperado y lleno de tristeza,

Te suplico que atiendas este llamado,

Es en ti que puedo acudir,

Mi corazón se estremece y oigo latir,

Las tinieblas nublan mi alma,

Y mi dolor me acongoja,

Ya no puedo más,

Escúchame por favor.

 

Ten piedad de mí, ten piedad,

San Judas Tadeo,

Recorriste con Jesús los caminos del dolor,

Llevaste en tu boca la predicación de su palabra,

Enseñaste a los más débiles la luz espiritual,

Los hiciste más fuertes,

Y sin dudar a cada oveja en el rebaño metiste,

Salvaste a los errados,

De caminar por lo empedrado,

Con piedras de pecado y de la más oscura realidad,

Llevándolos por el buen camino,

Un camino celestial y divino.

 

Intercede por mí ante Dios,

Llegue a él mi petición,

Desde hoy me proclamo tu fiel devoto,

Y donde quiera que yo vaya extenderé tu devoción,

Hablaré del favor que hoy me concedes,

Dejando muy claro en todos,

Que mi fe en ti no fue defraudada,

Confió y espero en ti,

Amén.”

Esta oración ha propiciado la realización de la novena a San Judas Tadeo por parte de los devotos, demostrando su ferviente fe en él. De la misma forma, existen oraciones diversas de San Juditas en la que se solicita su divina intervención ante Cristo, entre las que destacan:

  • Oración para el trabajo. Una de las más utilizadas entre cristianos y creyentes, empleada por toda persona que proyecta el ofrecimiento de estabilidad económica para su familia
  • Oración para el amor y la sanación. Otra poderosa oración que sirve de guía en las situaciones más desesperadas de la vida o cuando las cuestiones sentimentales suponen serios quebraderos de cabeza

Vídeo con oración a San Judas Tadeo para un milagro imposible:

Fuentes y referencias:

Ver Todos los Santos